More Website Templates @ TemplateMonster.com - September08, 2014!

Plaza San Martín

Vista de Plaza San Martín

Vista de Plaza San Martín

Plaza San Martín

En tiempos de la colonia se ubicaba aquí el Cementerio, ya que era costumbre asentar el camposanto frente al templo. Con el correr
de los años y luego de la creación del Cementerio, en 1836, se convirtió en baldío, hasta que en el año 1872 fue inaugurada.
Se encuentra en la manzana que comprende las calles Rivadavia, Belgrano, Moreno y Mitre.

Vista de la Fuente Plaza San Martín

Vista de la Fuente

Detalle de la Fuente

En ella se pueden apreciar profusión de ejemplares arbóreos, mástil central y una gran fuente que reemplaza al antiguo sitio donde se ubicaba la orquesta.
Cuatro series dobles de balaustres adornan cada una de las esquinas de la plaza. En sus adyacencias se ubican el Palacio Municipal, el Templo Parroquial, el Museo del Periodismo Bonaerense y la Casa de la Cultura.

Busto Gral San Martín

Busto del Gral. San Martín

Busto del Gral. San Martín

En la plaza, actualmente podemos encontrar bustos del Gral. San Martín, de Eva Perón y Remedios Escalada de San Martín

Obelisco en Plaza San Martín

Obelisco

Obelisco en Plaza San Martín

Este obelisco que se encuentra en Plaza San Martín, frente al Museo del Periodismo, fue inaugurado por el Dr. Raúl Alfonsín, quien fuera el primer presidente en llegar a Capilla del Señor, en ocasión de celebrarse el 250º Aniversario.

Foto de Plaza San Martín en 1930

La plaza en el año 1930

Plaza San Martín 1930

En otros tiempos, la fuente central remataba en un reloj de tres caras que reemplazó al kiosco que allí se ubicaba y donde tocaba la orquesta los días de fiesta.

Toby

Tobi el perro fiel

La Historia de Tobi

Como todo pueblo, Capilla del Señor también tiene historias que sus pobladores narran de generación en generación. Este es el caso de Tobi. En la plaza, bajo un añoso pino, yacen los restos de Tobi, un perrito que acompañaba los cortejos fúnebres desde la Iglesia hasta el Cementerio. Cuenta la historia que Tobi un perro fiel, al morir su amo acompañó el cortejo fúnebre a la Iglesia y al Cementerio. Cuentan que no volvió más a la casa donde había vivido y desde entonces pasaba sus días a la sombra de un cedro, frente a la Iglesia, en Plaza San Martín. Cada vez que las campanas tocaban, Tobi se quedaba esperando la salida del féretro, seguía el entierro y volvía a la plaza. Ya muy viejo, enfermó y lo llevaron a morir al corralón municipal.

 
Síguenos en